Actualizado al: 09/08/2016

  • Aumentar el tamaño de la fuente
  • Disminuir el tamaño de la fuente
  • Imprimir el contenido

Otros Beneficios no Financiados por el Sistema

¿Qué es la Asignación Familiar?

La Asignación Familiar es un subsidio estatal al que pueden optar los afiliados al sistema AFP por cada una de sus cargas familiares. Se otorga mensualmente a los afiliados cuyos ingresos se encuentran por debajo del máximo fijado por Ley anualmente. Se entrega a través del Instituto de Previsión Social (IPS) a los trabajadores dependientes, independientes o pensionados.

La Asignación Familiar se puede recibir desde el momento en que se produce la causa que la genera (por ejemplo: el nacimiento de un hijo), pero sólo se hace efectiva a petición del interesado y una vez acreditada su existencia. Se entiende por causantes (o cargas) a las personas que originan el derecho al pago de las asignaciones a favor de los beneficiarios: 

a)El o la cónyuge inválido, en la forma que determine el reglamento. 
b)Los hijos de ambos cónyuges, hijastros y adoptados, hasta los 18 años, y los mayores de esta edad hasta los 24 años, que se encuentren solteros, que sigan cursos regulares en la enseñanza media, normal, técnica o superior en instituciones reconocidas por el Estado.
c)Los hijos inválidos de cualquier edad. 
d)A los nietos o bisnietos, huérfanos de padre y madre, o abandonados por éstos y que están bajo el cuidado de sus abuelos, se les otorga el beneficio bajo los mismos requisitos que a los hijos.
e)La madre viuda. 
f)Los ascendientes (padre, madre, abuelo, abuela o bisabuelo) mayores de 65 años. 
g)Los menores, en los mismos términos que establece la letra b) de este punto, que hubiesen sido confiados al cuidado de personas naturales en virtud de una medida de protección dispuesta por sentencia judicial. 

Tienen derecho a recibir el beneficio quienes cumplen alguno de estos requisitos: 

  • Son trabajadores dependientes del sector público o privado. 
  • Son trabajadores dependiente o independiente, con goce de Subsidio de Incapacidad Laboral o Cesantía. 
  • Son pensionados de cualquier régimen previsional. 
  • Son beneficiarios de pensiones de viudez.
  • Son la madre de hijos de filiación no matrimonial del trabajador pensionado. 
  • Tienen menores a su cargo en virtud de una medida de protección dispuesta por sentencia judicial.
  • Son trabajadores con derecho a las prestaciones del Fondo de Cesantía Solidario, la Ley 19.728, que estableció el Seguro de Desempleo. 
  • Son beneficiarios de pensión básica solidaria de vejez o invalidez establecidas en la Ley 20.255. 
  • Son beneficiarios del subsidio por discapacidad mental establecido en el artículo 3512 de la Ley 20.255.

¿Quiénes administran la entrega del beneficio de Asignación Familiar? 

Participan en la administración del Sistema: 

Las cajas previsionales de la Defensa Nacional y de Carabineros.
El Instituto de Previsión Social (IPS).
Las Cajas de Compensación de Asignación Familiar.
Las Mutualidades de Empleadores de la Ley 16.744.
Las instituciones públicas centralizadas y descentralizadas.
Las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).
Las Compañías de Seguros a que se refiere el DL 3.500 de 1980.

¿A partir de cuándo se paga el beneficio de Asignación Familiar? 

La asignación se paga desde el día en que se produce la causa que la origina, por ejemplo:

  • Desde la fecha de matrimonio, si es la cónyuge la causante
  • Desde la fecha de nacimiento, si se trata de los hijos

Sin embargo, para que proceda su pago se debe acreditar el cumplimiento de los requisitos respectivos. 

En el caso de los pensionados en AFP, la asignación se pagará desde el día en que se produce la causa que la origina, la cual puede ser:

  • Desde la fecha del devengamiento de la pensión.
  • Desde la fecha de matrimonio si la cónyuge es la causante y si el matrimonio fue posterior al devengamiento de la pensión.
  • Desde la fecha de nacimiento si se trata de los hijos, y si el nacimiento fue posterior al devengamiento de la pensión.
  • Desde la fecha de extinción de la carga en el SIAGF.

Sin embargo, para que proceda su pago se debe acreditar el cumplimiento de los requisitos respectivos.

Se paga hasta el último día del mes en que el causante mantiene esta calidad, pero en el caso de los hijos, se paga hasta el 31 de diciembre del año en que cumple los 18 años ó 24 años, según corresponda.

¿Cómo y quién financia el beneficio de Asignación Familiar? 

Las asignaciones familiar y maternal son pagadas con cargo al “Fondo Único de Prestaciones Familiares y Subsidios de Cesantía”, el que es financiado exclusivamente con aportes fiscales, que se fijan cada año en la Ley de Presupuestos del Sector Público. 

Incompatibilidad de los Beneficios

Los causantes no dan derecho a más de una Asignación Familiar por cada uno de ellos, aún cuando el beneficiario estuviese acogido a diversos regímenes previsionales y desempeñe trabajos diferentes y aún cuando pudiesen ser invocados en dicha calidad por 2 o más beneficiarios. 

En virtud de lo anterior, no se puede reconocer a un causante que ya se encuentre reconocido previamente como tal, a menos que se trate de una mujer que causa la Asignación Familiar en su calidad de cónyuge y que además causa la asignación maternal en su calidad de cónyuge embarazada. 

Asimismo, no se puede reconocer a un causante que ya se encuentre reconocido previamente como beneficiario, a menos que se trate de una trabajadora embarazada que es beneficiaria de Asignación Familiar por tener reconocido a un causante hijo o a su madre, y solicita la asignación maternal, pasando a ser a la vez causante. 

No se puede invocar como carga familiar a beneficiarios de una Pensión Básica Solidaria.

Finalmente, los beneficios de Asignación Familiar o maternal son incompatibles con el de Subsidio Familiar. 

Extinción del Beneficio

La extinción que puede operar respecto de un determinado beneficio puede generarse por distintas situaciones, en virtud de lo cual se debe distinguir su naturaleza para determinar el correcto proceder por parte de la entidad administradora: 

Por manifestación de voluntad del beneficiario. 
Por vencimiento del plazo. 
Por petición de tercero. 
Por cambio en la calidad previsional del beneficiario. 
Por cambio de empleador. 
Por cambio de entidad administradora.

Estado de Desahucio

El Desahucio o “Indemnización Previsional” es un derecho patrimonial del antiguo régimen previsional que tienen los trabajadores dependientes al dejar de pertenecer a una caja de previsión, o al cumplir determinados requisitos en alguna de ellas (Servicio de Seguro Social). Este tipo de indemnización previsional se rige por el reglamento de la institución del antiguo sistema en que cotizaba el trabajador para este fin, y se financia con el fondo respectivo. 

Al trabajador que decide cambiarse al nuevo sistema de pensiones se le reconoce este beneficio de indemnización o desahucio a través del Bono de Reconocimiento, emitido y calculado por la última caja de previsión en que realizó imposiciones. Atendido que los citados beneficios se devengan a la fecha de opción y se incorporan al Bono de Reconocimiento, están sujetos a las mismas normas (emisión, reajustabilidad) y gozan de la misma Garantía Estatal otorgada al bono. 

Es preciso aclarar que también los trabajadores dependientes tienen derecho a una indemnización laboral, que es un resguardo legal que tienen estos trabajadores ante la eventualidad de ser despedidos de su empleo. Esta, para el sector privado, se rige por el Código del Trabajo.

Cotización de salud

El trabajador puede elegir entre enviar su cotización para salud, 7% de su remuneración o renta imponible, al Fondo Nacional de Salud (FONASA), o una Institución de Salud Previsional (ISAPRE). 

¿Quiénes tienen la calidad de beneficiarios del Régimen de Prestaciones de Salud? 

  • Los trabajadores dependientes e independientes.
  • Los causantes de Asignación Familiar de los trabajadores dependientes activos.
  • Los pensionados y sus cargas familiares autorizadas.
  • Las personas que, respecto de los afiliados independientes cumplan con las mismas calidades y requisitos exigidos para ser causantes de Asignación Familiar de un trabajador dependiente.
  • La mujer embarazada, aún cuando no sea afiliada ni sea beneficiaria, y los niños menores de 6 años para efectos de las prestaciones materno-infantil.
  • Las personas carentes de recursos o indigentes.
  • Las personas en goce de pensiones asistenciales.
  • Los menores de 15 años de edad que sean causantes del Subsidio de Asignación Familiar de acuerdo a la Ley 18.020.

¿Qué beneficios otorga el régimen de prestaciones de salud? 

Asegura el derecho a recibir: 

a)Beneficios de promoción y protección de salud. Por ejemplo: vacunas, atención a la mujer embarazada y al niño menor de 6 años, control de nutrición infantil, entre otros.
b)Medicina curativa, es decir: recuperación de la salud y rehabilitación, como: exámenes, consultas médicas, cirugía, hospitalización y tratamientos. 

Asimismo, otorga derecho a un examen anual gratuito de medicina preventiva y a percibir Subsidio de Incapacidad Laboral por enfermedad del trabajador, en caso de tener licencia médica. 

¿Qué tipos de subsidios existen y qué requisitos se deben cumplir para tener derecho a él? 

a) Subsidio de Maternidad: Todas las trabajadoras dependientes del sector público y privado y las trabajadoras independientes que coticen, tienen derecho al subsidio de maternidad y al descanso maternal, que se prolonga desde 6 semanas antes del parto hasta 12 semanas después. Este subsidio también contempla, cuando procede, el derecho a los descansos prenatal y postnatal suplementarios y a permisos por enfermedad grave del hijo menor de un año.

El Permiso Postnatal Parental es un nuevo beneficio que corresponde al tiempo descanso inmediatamente siguiente al período de reposo postnatal, de carácter irrenunciable, con derecho a subsidio, que la ley establece a favor de la madre por un lapso de 12 semanas o, en caso de reincorporarse por la mitad de su jornada laboral, de 18 semanas.

Los trabajadores dependientes deben contar con un mínimo de 6 meses de afiliación previsional anterior al mes en que se inicia la licencia, y a registrar al menos 3 meses de cotización, dentro del período de seis meses de afiliación anteriores al inicio de ella. 

Las trabajadoras independientes deben contar con 12 meses de afiliación previsional anterior al mes en que se inicia la licencia; registrar 6 meses cotizados en los últimos 12 meses (continuos o no) y estar al día en el pago de cotizaciones, entendiéndose por tal el haber pagado la cotización correspondiente al mes anterior al de inicio de la licencia. 

b) Subsidio de Incapacidad Laboral: Es aquel al cual tienen derecho todos los trabajadores dependientes e independientes, que les afecte una enfermedad recuperable de tipo temporal. Los requisitos a cumplir son iguales a los ya señalados en la letra anterior para el trabajador dependiente e independiente, respectivamente. 

¿Cómo se incorpora un trabajador al régimen de salud? 

La incorporación al régimen de salud se produce automáticamente al adquirirse la calidad de beneficiario, y se mantienen indefinidamente mientras subsistan las condiciones que originan la calidad de beneficiario, salvo en el caso de desafiliación voluntaria que se produce cuando los afiliados al Fondo Nacional de Salud (FONASA), optan por ingresar a una Institución de Salud Previsional (ISAPRE), en cuyo caso los beneficios y prestaciones se otorgan de acuerdo a lo establecido en el respectivo contrato suscrito entre el afiliado y la ISAPRE escogida. 

¿Cómo se acredita la calidad de beneficiario? 

Los trabajadores activos dependientes deben acreditar dicha calidad con una credencial de salud, que se solicita ante FONASA con un documento suscrito por el empleador. En caso de ser pensionado este documento debe ser extendido por la AFP, compañía de seguros o la caja del régimen antiguo que cancela la pensión.

En el caso del trabajador activo independiente, no le corresponde credencial, debiendo presentar en cambio, al momento de requerir la prestación, seis planillas de pago del último año (continuas o discontinuas). Los trabajadores con subsidio, los pensionados asistenciales y los menores causantes de Subsidio Familiar deben presentar el respectivo comprobante de pago, y los indigentes o carentes de recursos, una autorización dada por el Servicio de Orientación Médica y Estadística (SOME) del establecimiento.